Ahí está Rui Salvador, pletórico y dispuesto a dar cartas -una vez más- en la Tauromaquia portuguesa



"A temporada 2022 está a chegar. Que Deus reparta a Sorte!", con este titular y con esta foto donde todos están sonrientes, ha querido el cavaleiro Rui Salvador saludar al nuevo tiempo que, de forma inmediata, para el comienza, una vez superado el de convalecencia tras la operación a que se sometió en inicios de año.

Reunido en almuerzo de trabajo con su inseparable apoderado, José Carlos Amorim, y con sus más directos colaboradores, Salvador se mostró dispuesto a "ir a por todas, con la misma ilusión del primer día en esta pasión que es torear a caballo".

El cavaleiro de Tomar ha entrenado mucho y duro en las últimas semanas y bien puede decirse que vuelve a los ruedos, tras estos pocos meses de obligado parón, en plena forma y desbordante de aspiraciones de dar cartas en el actual panorama de la Tauromaquia portuguesa, cosa que -por otra parte- por lo general siempre ha hecho, dada su categoría como gran torero a caballo que es.