Con orígenes en 1895, la hasta hace poco ganadería de "Oliveiras, Irmãos" ha pasado a otras manos y pasta ahora en la zona portuguesa de "A Raia", concelho de Idanha-a-Nova. Hierro y ganados fueron adquiridos este pasado otoño por la Casa Agrícola Paulo Tomé, que cuenta con 3.200 hectàreas de pastos, distribuidas en varias heredades.

Paulo Tomé, el nuevo propietario, tiene antecedentes taurinos al haber sido antes forcado de los Amadores de Alter do Chão. La gandería cuenta ahora con 150 vacas de vientre (100 de encaste Oliveiras Irmaos y las 50 restantes de encaste Torrestrella, adquiridas recientemente en Constantina (Sevilla) con la mediación del maestro Espartaco.

La "Oliveira, Irmaos" figura como una de las 24 ganaderías portuguesas inscritas en la Unión de Criadores de Toros de Lidia, además de figurar en la Asociación Portuguesa de Criadores de Toros de Lidia.