Ahora resulta que el pecado de la PROTOIRO es decir la verdad...

A un espabilado escandalizó esto que ven en la imagen. Y de seguido catequizó a unos cuantos para que hiciesen coro con el. Pero la PROTOIRO, cuando hizo esto que ven, no faltó a la verdad.
¿O es que ya se olvidan algunos de que el PS llevaba en su programa electoral municipal cargarse los Toros en Lisboa?. ¿O se han olvidado también de que Costa tenía un pacto previsto con el PAN caso de necesitar apoyo para gobernar... que tendría el precio de meter mano a la Tauromaquia?.
La PROTOIRO, antes de las elecciones legislativas hizo lo que tenía que hacer : explicar en voz alta dónde estaba cada partido con respecto a la Tauromaquia. También habló o personalizó en las excepciones. Si hubiese mentido, cabría escandalizarse. Pero no faltó a la verdad con lo que dijo e hizo...
¿A qué viene esta actitud ahora, a toro pasado, de algunos -pocos- agentes de la Fiesta, este servilismo al poder establecido, este repentino ¡viva quien venza!, esta diarrea repentina, este sembrar la desunión cuando todos los taurinos deberían de estar unidos en la defensa permanente y reforzada de la Fiesta?.
Claro que la Tauromaquia debe de ser apartidaria; claro que sí. Pero eso es una cosa y tener que estar cruzados de brazos y no abrir los ojos, meter la cabeza como el avestruz debajo del ala... es otra. Y menos ante los que claramente han manifestado que van a por la Tauromaquia. Y podrán no ir en el actual momento político, pero en cuanto puedan le van a meter el diente... Cuando llegue ese día, el listillo predicador del hotel ribatejano, va a seguir diciendo que debemos ser apartidarios y no pronunciarnos...?. Pues a lo mejor sí, a lo mejor le gustaría poner el cuello de la Fiesta en la guillotina para que se lo corten sin más problemas...
Todo un mensaje de debilidad es lo que ha logrado enviar desde el sector taurino el pelotillero del Partido Socialista que saltó el otro día a la arena de la Lezíria a predicar contra la PROTOIRO. Siga por esos caminos y pronto no habrá apenas diferencias entre el y el chiflado holandés que se lanzó a la arena de Mourão.

A la PROTOIRO (federación de asociaciones del sector taurino portugués) le censuraron ciertos personajes del sector haber confeccionado y divulgado, en vísperas de las elecciones legislativas portuguesas, un panel clasificando a los partidos políticos en diferentes apartados según su posición con respecto a la Tauromaquia. 

Antes de las elecciones nadie (ningún "agente") del mundillo taurino português dijo ni pío con respecto a la iniciativa de la PROTOIRO. Llegó el día de las elecciones, ganaron los socialistas por contundente mayoría y... a los pocos días, en una reunión de ciertos agentes del sector taurino, a algún listo le faltó tiempo para pasar la factura a la PROTOIRO, catequizar a casi todos los demás presentes en la reunión y lograr un voto de censura así a aquella iniciativa que tuvo la PROTOIRO.

Sin entrar ahora en mayores consideraciones, cabe decir que la PROTOIRO habló cuando tenía que hablar mientras otros estamentos de la Tauromaquia portuguesa callaron lastimosamente. Callaron cobardemente, podrán incluso decir algunos. 

Porque, es verdad, la PROTOIRO, con mejores o peores formas, hizo lo que tenía que hacer : advertir a la ciudadanía amante de la Tauromaquia, cómo estaban las cosas contra la Fiesta en Portugal, en vísperas de unas elecciones. Y por si fuese poco lo del primer día, aún emitió un comunicado complementario, en un segundo día, ya con nombres y apellidos sobre quien era quien en el mundillo político con respecto a la Tauromaquia.

Pero ahora, al calor del triunfo socialista, al listo que promovió esta especie de censura pública a la PROTOIRO le preocupa que los socialistas, ahora, como tienen mayoría absoluta, puedan vengarse, por haberse etiquetado a su partido como contrario a la Tauromaquia en Portugal. 

EUGÉNIO EIROA