Portugal) Andan preparando el golletazo final a las corridas de toros y... los taurinos "assobiam para o lado"

A Costa, con tal de seguir en el poder, está claro, le vale lo que sea... Nunca dejaron de estar próximos

Avanza enero. Y se calienta el ambiente,
no en vano en Portugal hay elecciones. El socialista aspirante a seguir mandando en Portugal, António Costa, ya ha dicho que no tiene problema en formar una alianza post-electoral con el partido fundamentalista furibundo anti-taurino, el PAN, de la señora Sousa Real... O sea, decir que está dispuesto a aliarse con el PAN es lo mismo que decir que está dispuesto a pagar el precio que este partido prohibicionista pide : cargarse las corridas de toros, la caza, las costumbres del mundo rural... (y tras esa primera oleada, vendrán luego las otras en favor de los vegetarianos y anti los que comen carne, etc. etc.).

Como no hay dos sin tres, aparece en escena en estos primeros días de enero un tercer personaje, como bien destacaba Miguel Alvarenga estos días en su publicación "Farpas"... Laurentina Pedroso, que es la "proveedora de los animales". Como es veterinaria, le propusieron este carguillo en Portugal y la buena mujer apañó rápidamente... Ahora anda buscando su minuto de gloria. Esta no es directamente anti-touradas, pero como si lo fuese. Dice que para que las touradas siguen existiendo, hay que acabar hasta con las banderillas actuales; nada de sangre; ponerle en el lomo pegado un velcro al toro y ahí se colocan las banderillas, que en vez de llevar arponcillo, llevarán la parte contraria del velcro que se pone en el lomo, para que queden adheridas... La tal Laurentina, que es ignorante total en esto de la Tauromaquia, se queda tan pancha con lo que ha dicho en unas declaraciones... en el diario "Público".

"As touradas não vão ficar iguais. Tem de se deixar de usar objectos perfurantes... os espectáculos culturais não podem manter sofrimento injustificável dos animais... A modernização das touradas permitirá a sua continuidade", afirma ahora esta Provedora do Animal.

Como sucede que hay un par de espabilados del Partido Socialista de António Costa que llevan ya algún tiempo con la elaboración de un dossier para que las corridas de toros en Portugal, no solo no contemplen la muerte del animal en la plaza -como ya sucede- sino que no se coloquen banderillas, pasando a utilizarse el simulacro del velcro... hete aquí que la Provedora do Animal, mira por donde, defiende la misma causa que esos socialistas que pretenden en la próxima legislatura colar un proyecto de ley en el Parlamento para transformar las corridas de toros en Portugal, poco menos que en obras de teatrillo con velcro...

Es decir, como ni la Provedora, ni esos socialistas, tienen pelotas para decir : queremos prohibir las touradas, salen con la historia del velcro... sabedores de que en cuanto eso se implante, la muerte, la desaparición de las corridas de toros será -ya más temprano que tarde- un hecho cierto. Con toda seguridad que la mitad o más de los espectadores dejarán de ir a las plazas, muchos toreros considerarán ilidiables muchos toros, se hundirán las actuales ganaderías, pues habrá que fabricar el toro sin demasiada raza, adecuado para un espectáculo descafeinado... Será el fin, tarde o temprano, pero el fin ya. Que en el fondo es lo que buscan... tanto esta Laurentina del velcro, como esa pareja de caballos de Troya socialistas, como la señora del PAN que cobrará carísimo a Costa cualquier favor : desde luego, lo primero ya, exigirle cargarse las corridas de toros, directamente, sin necesidad de velcro por medio en el proceso.

Dice Alvarenga -y no le falta razón- que "...ninguém reagiu. Ninguém comentou. Ninguém fez eco das "ameaças" que a Provedora do Animal, que foi Bastonária dos Veterinários durante cinco anos, fez ao futuro das nossas corridas de toiros... Recorde-se que o Partido Socialista tem há muito elaborado um estudo altamente pormenorizado e sustentado por centenas de fotos de toureiros nacionais a lidarem toiros com velcro nas praças da Califórnia - com o objectivo de propor no Parlamento uma lei que torne obrigatória essa protecção nos toiros, sem sangue. E ninguém comenta? Ninguém diz nada?..."

In "Farpas Blogue")