Lisboa) Sonó un primer aviso...

Lamentablemente, la plaza de toros de Campo Pequeno ha registrado esta noche una floja entrada de espectadores, en la corrida de homenaje a Vítor Mendes, con cuatro toreros de a pie como protagonistas. Las buenas intenciones del empresario Luis Miguel Pombeiro han chocado con la realidad : corridas solamente con matadores, en Portugal, muy difícilmente llenarán una plaza. Es una historia sabida de hace años y todo lo que no sea corridas mixtas (cavaleiros+matadores) puede estar condenado a fracasos como el de esta noche en Lisboa. Falta una corrida, la de este viernes, en la llamada "Feira de Lisboa". Ojalá la respuesta de público sea bien diferente a la de esta noche...

En todo caso, no están los tiempos, en buena parte de los espectadores-aficionados para pagar la que no deja de ser una costosa entrada (billete) un jueves y volver a pagar otra costosa entrada (billete) un viernes, al día siguiente...

Siendo Lisboa una plaza cubierta, no se entiende este afán por dar de un modo aglomerado corridas, cuando se deberían de espaciar semana a semana, o cada 15 días en el calendario y... si el cierre de temporada no se hace hasta entrado noviembre, pues... no pasa nada, para algo la plaza es cubierta. ¿O no?.

En fin... convendría repensar un poco las cosas. La foto de bancadas semi-vacías en Lisboa, es el peor favor a la Tauromaquia en estos momentos de acoso por parte de los innombrables. Conviene repensar carteles, atractivos, precios en lo posible... todos los agentes taurinos deben de apretarse el cinturòn si realmente quieren que el operativo propagandìstico de plazas llenas se repita. 

La afluencia de público, este jueves, a Campo Pequeno... no fue precisamente la de esta foto,
correspondiente al anterior espectáculo allí celebrado.


Artículo Anterior Artículo Siguiente