David Garzón, el torero que puede cambiar la historia taurina de Ecuador

Por Luís Allan, corresponsal en Ecuador de TRIBUNA da TAUROMAQUIA.

Fotos de José Fermín Rodríguez / Federación Taurina de Valladolid 

En la historia taurina Ecuatoriana, pocos son los toreros que han actuado en España, que han llegado a tener nombre en la mejor de las fiestas. Fue Armando Conde, quien tuvo la suerte de vivir toda su etapa de novillero en Valencia es el más destacado, ya que fue considerado de los mejores en su época, cuando aparecían figuras como El Viti, El Cordobés, entre otros. Luego actuaron Fabián Mena, que destacó en sus actuaciones; y Guillermo Albán en los últimos años. 

Pero, es tiempo de hablar de David Garzón, quien al momento, puede tomar presencia en el mundo taurino.

És la gran esperanza del toreo Ecuatoriano


Nacido en Quito, la capital ecuatoriana, en el seno de una familia torera. Viajó a España y, desde los dos años de edad, creció rodeado de capotes, muletas en la capital española y, cuando tuvo uso de razón, estaba ya entrenando en el toreo de salón, junto a su padre Enrique Garzón, fallecido en Diciembre de 2020 el que fue  extraordinario mozo de espadas de Uceda Leal y a sus tíos Edison y Ricardo, quienes en su momento fueron novilleros triunfadores de las novilladas pre-feriales de la Feria Jesús del Gran Poder. Ricardo es también mozo de espadas.


Cuando era estudiante de la escuela primaria, sabía ya en su corta edad, que su anhelo era llegar a ser torero. 

Fue en el año 2007 cuando comenzó formalmente su largo caminar en el mundo del toro bravo. Con 13 años, era ya alumno de la escuela taurina de Moralzarzal y, como becerrista, debuta con buen pronóstico en Colmenar Viejo. Retornó luego a Moralzarzal, Lozoyuela, Cercedilla, Pozuelo de Alarcón en España; Becaurie en Francia, entre otros. Dos años más tarde, auspiciado por su padre ingresa a la escuela taurina Marcial Lalanda en Madrid.

En el año 2010, cumple con una interesante temporada en la comunidad de Madrid, en festejos menores. En su tercer paseíllo en Alarpardo, termina como triunfador del certamen “Curro Vásquez” y, a renglón seguido, vienen presentaciones en Villamanrique del Tajo, Valdetorres de Jarama, Ribatejada, Valdilecha, Pozuelo de Alarcón, Belmonte de Tajo y, Bargas en Toledo. 

El año 2012, es finalista del certamen Zapato de Plata de Arnedo en La Rioja; es el triunfador del Bolsín “Las Contentas” en Segovia. Al año siguiente actúa en Salamanca, es el primer triunfador de la edición Bolsín taurino Nuestra Señora de los Remedios. Actuó luego en Besiers en Francia. Es reconocido como el mejor alumno de la escuela taurina Marcial Lalanda, recibe como premio un capote de paseo. Y, en Francia, en el 2014, es semifinalista en el Bolsón taurino en Becaurie, para luego, ser clasificado para el certamen “El Novillero” de Castilla de La Mancha.


En la dilatada campaña como novillero sin caballos, ha sumado 47 novilladas, ha cortado 55 orejas, 2 rabos y varias puertas grandes. 

Debuta con caballos el 27/06/2015 en Aldea del Fresno (Madrid) cortándole las dos orejas a un novillo del Jaral de la Mira, anunciándose en 6 ocasiones durante esa temporada y cortando cuatro orejas y un rabo a una novillada de Fernando Peña en Calera y Chozas (Toledo). 

En 2016 torea en 6 ocasiones.Continúa su carrera novilleril con caballos y, en 2018, tiene la oportunidad de torear en Las Ventas de Madrid,el primer festejo de la feria de San Isidro en la tarde de 8 de Mayo. Con caballos ha sumado 25 novilladas, ha cortado 32 orejas y salió varias ocasiones por la puerta grande

Ayer (5/9/2021) ha triunfado en Nava del Rey cortando dos orejas. (foto de la salida a ombros ayer en Nava del Rey, Valladolid)

Ecuador tiene a un torero que puede cambiar la historia taurina del país hispanoamericano.








Artículo Anterior Artículo Siguiente