Sobre la buena respuesta del público y los desmedidos precios de las entradas a las corridas de toros

Anoche se produjo otra buena respuesta del público aficionado en las corridas celebradas en Portugal. Es algo de lo que se congratulaba la PROTOIRO, a través de su canal social "Touradas", publicando fotos al respecto del inicio de tres espectáculos.

El público está con ganas de asistir a las corridas de toros, no hay duda. Pero los empresarios, los agentes taurinos, deberían de tener en cuenta algunos factores, cara al futuro que viene...

Los precios de las entradas siguen siendo un factor determinante a tener en cuenta. Solo habrá salvación futura para la Fiesta de los Toros si esta es popular, si esta está al alcance de muchos, no solamente de los que tienen abundantes billetes en los bolsillos. ¡Ojo con esto!.

Nos llega la alarmante denuncia -a través de blog especializado- de cómo la "nueva" empresa de la Plaza de Madrid está en plena operación de tirar para arriba de los precios... de las localidades. No es el único caso -ni mucho menos-, amparándose en la disculpa de la limitación de aforo impuesta por las normas anti-Covid, etc. etc.

No es un buen camino. Y tampoco es el más justo. Porque, que se sepa, los toros se están pagando por quienes organizan las corridas, a precios auténticamente irrisorios. Con tal de que les saquen del campo esos animales, los ganaderos, venden, aún perdiendo muy ostensiblemente, lo que sea... Se están pagando cachets a los toreros -eso se cuenta- inimaginables de bajos, con tal de que se les contrate y haya actividad... Tras la llegada de la Covid se ha entrado en una situación más bien misérrima. Pero... ese no es el caso de los precios de las entradas a las plazas.

La Tauromaquia solo tendrá futuro, solo tendrá salvación frente al acoso permanente de las hordas de fundametalistas y cerriles, de quienes quieren imponer y prohibir como sea, si existe una masa social importante alrededor de la Fiesta. Para ello no hay más que un camino : hacer accesibles las corridas de toros a quienes menos tienen. No es asistiendo una vez al año a una corrida de toros como se hace afición... es más que eso, indudablemente. Pero para ello, el ciudadano que iba a pagar X por ver una corrida de toros, debe tener la posibilidad de con ese mismo desembolso X poder pagar su entrada a 3 corridas de toros... Por ahí es por donde se debe ir. Y no hay otro camino. Y es hora ya de que se comience a ir en un viaje sin retorno -en positivo- frente los precios desmedidos y al alcance de muy pocos.

Si la Fiesta es algo popular, al alcance de muchos, habrá Fiesta en el futuro. Si la Fiesta se queda en un reducto de unos cuantos, solo los más pudientes... su llama acabará por apagarse tarde o temprano; pero apagarse incluso por si misma, sin necesidad de que intolerantes y nuevos bárbaros monten pollos todos los jueves -por ejemplo- a la puerta de la plaza de toros de la capital de un país.

Si quieren, reflexionen sobre lo que apuntamos. Y si no quieren... si creen que ese no es el camino, vayan facilitándonos sus nombres para cuando el final llegue, poder acordarnos de quienes fueron los sepultureros (coveiros) de la Tauromaquia.

Siguen fotos divulgadas por la PROTOIRO felicitándose de las buena asistencia anoche -dentro de lo permitido- en plazas portuguesas de Salvaterra, Figueira da Foz y São Manços. (Con el auxilio de Nicole Rodriguez y Virginia Coelho)





Artículo Anterior Artículo Siguiente