Noia : otra triste historia de cómo los políticos anti-taurinos se cargaron siglos de tradición

Por EUGÉNIO EIROA

Noia era una localidad taurina gallega, con enorme tradición y una gran respuesta de aficionados en las dos corridas o novilladas anuales que allí se celebraban generalmente, una por San Marcos (mes de abril) y otra por San Bartolomé (final de agosto).

Noia, que da nombre a la ría de Muros y Noia es una vieja y bella localidad de la provincia de A Coruña, donde desemboca el río Tambre que, tal y como dice aquella canción de "Os Tamara", llena el inicio de la ría de arena... ("O Tambre caudaloso enche a ría de areia...").

Y allí, en un espacio al lado de la zona próxima a la desembocadura del río Tambre había, desde mediados del siglo pasado, una plaza de toros fija, al estilo de aquella de Azambuja (una portátil que allí quedó una vez, que luego fue reformada y transformada en fija). Y así funcionó la cosa durante muchos años... Como había funcionado durante décadas y décadas anteriores, pues hay documentos que prueban que en Noia se celebraron tradicionales festejos taurinos incluso desde fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX... y llegó a haber dos ganaderías de toros bravos que pastaban en los montes de la sierra de O Barbanza tan cercana a la villa noiesa. Toros que luego eran lidiados en los festejos que anualmente se organizaban por la Feria de San Marcos y en las Festas de San Bartolomé y también en tiempos remotos en Pontevedra y Santiago de Compostela.

Por Noia pasaron, pese a la modestia económica de una población que solamente es cabecera de comarca, toreros que luego fueron de gran renombre. Y en festivales se anunciaron incluso figuras. Tal es el caso de Vítor Mendes contratado una vez para un festival por San Marcos, con toros de la divisa portuguesa de Pontes Dias en el cartel... La torrencial lluvia, aquel 25 de abril impidió celebrar lo anunciado... Mendes, los otros toreros, los toros... regresaron de vuelta a donde era su procedencia porque aquel festejo, solo tenía sentido si se celebraba en el 25 de abril, fecha en la que la Feria de Caballos y Ganados de San Marcos, en Noia, ponía de bote en bote la población. También por aquella tremenda lluvia de aquel San Marcos de aquel año, las transacciones tan esperadas de ganados en la Feria fueron un desastre...

El caso es que pasó el tiempo, crecía la historia de aquella placita fija de Noia con el paso de las décadas... hasta que llegó un listo a la alcaldía noiesa, junto a intereses urbanísticos y echaron abajo e hicieron desaparecer aquello que los populares llamaban -no sin gracejo- "La Maestranza de Noia". Desde el Ayuntamiento (Câmara Municipal) se justificaban diciendo que no pasaba nada, que se alquilaba cada año una portátil y se seguirían dando funciones taurinas... mientras que en los terrenos de la plaza fija se podía construir un instituto de enseñanza.

Obviamente, no era lo mismo. A montar una plaza por San Marcos, a desmontar, a volver a montar por el mes de agosto... Pero se hizo, la verdad es que se hizo. De hecho, cuando lo de Vítor Mendes, iba a ser en una portátil instalada desde días previos a aquel 25 de abril, incluso con una función de Doma e Hípica de alta escuela anunciada para la mañana del mismo día en que estaba anunciado el festival taurino... Ni una cosa ni la otra se llevaron a efecto aquel día por la inclemencia meteorológica.

Noia fue, pues, desde siglos -así hay que decirlo- uno de los verdaderos lugares taurinos de Galicia. Tuvo plaza fija de madera, en el siglo XIX y luego otra fija en el campo del Calvario en los años 40/50 del siglo XX (en donde torearon figuras españolas de entonces. Una plaza fija que se llevaron por delante la construcción de viviendas); luego vino un tiempo de portátiles, luego la fija construida a través de una portátil y antes comentada y, finalmente, otra vez portátiles... en el siglo XX e incluso en el siglo XXI pues se llegó a dar Toros en Noia hasta el año 2007.

Así pues hace ya unos años que no se cortan orejas en la capital de O Barbanza. Las últimas evoluciones de caballos, toros, toreros, banderilleros y mulillas se dieron en el festejo de San Marcos del año 2007. 

A partir de ahí se acabó...  Se instalaron en el poder municipal personajes fundamentalistas anti-taurinos, de esos intransigentes, que quieren imponer a todo el mundo su modo de entender las cosas... Y como la iniciativa municipal había sido siempre la que propiciaba los festejos taurinos, empezaron por ahí, por desmarcarse de la organización de este tipo de espectáculos, lo que generó indudable polémica porque en Noia hubo -y aún hay- siempre una notable afición.
Cuando algún promotor taurino, con posterioridad, intentó por su cuenta montar en la localidad en años siguientes algún espectáculo... se encontró con que desde el Concello de Noia le ponían la proa y todo eran dificultades, por lo que optó por irse con su música a otra parte.

El derribo de "La Maestranza de Noia" fue en el año 1988. La Voz de Galicia anunciaba el derribo del coso : «El centro de FP de Noia se alzará en el solar que ocupan plaza de toros y campo de fútbol». Y así fue. La infraestructura fue desmantelada y dio paso al actual instituto Campo de San Alberto. A los del fútbol les hicieron un campo nuevo en otro sitio y a los de los toros les dieron, con el tiempo, morcilla... en cuanto al poder llegaron los que creen que la Democracia es gobernar pisoteando los derechos y libertades de las minorías.

Y aunque hasta el 2007, con portátiles se iba arreglando el asunto (véase la lámina de archivo, con fotos de Eugénio Eiroa, que testifica el llenazo -aún en tiempos recientes- que siempre había en los dos festejos de cada año)... en cuanto al poder municipal llegaron los que no gustan de los Toros, mas los nacionalistas-independentistas que creen y alborotan diciendo que los Toros hay que quitarlos de en medio en Galicia porque significan identificación con España... Todo se acabó.
Y ahora, con ya 14 años por medio, aunque volviesen a gobernar los que sí gustan de respetar los deseos (y elecciones de ir o no a un espectáculo) de las llamadas "minorías" ... la falta de conservar la tradición anual, el paso pronto de una nueva generación por medio... acabará por hacer que lo que enterraron a conciencia determinados gobernantes, sea casi imposible de resucitar.

Y así se escribe la historia. Así es si así os parece...
Noia, Viana do Castelo, Póvoa de Varzim... vira o disco e toca o mesmo!

Imágenes de Eugenio Eiroa, correspondientes a uno de los dos festejos taurinos que por 
San Marcos se celebraron el 25 y 26 de abril de 1996 en Noia. A caballo el torero
portugués de Tomar, Batista Duarte; a pie, los novilleros "Manolete", Miguel Ángel
y Juan Antonio Carmona.
Se lidiaron novillos de Javier Criado.


"La Maestranza de Noia" y el campo de futbol de San Alberto al lado

Artículo Anterior Artículo Siguiente