Polémica e indignación tras la imposición de la alcaldesa de Gijón cargándose allí la Tauromaquia

El personaje : la de la foto, la alcaldesa de Gijón, muy poco conocida en España,
pero... con esta polémica empieza la gente a saber quien es. Lo ha conseguido.





Nota emitida por la Unión de Criadores de Toros de Lidia, sobre la decisión de la alcaldesa de Gijón, de eliminar las corridas de toros en aquella ciudad...

Ante la polémica suscitada con motivo de los nombres de los toros lidiados el pasado domingo, 15 de agosto, en la plaza de toros de Gijón, la Unión de Criadores de Toros de Lidia quiere aclarar que por normativa de la raza para la inscripción de nacimientos de reses de lidia en el Libro Genealógico (dependiente de Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación – MAPA-) con objeto de conservar la trazabilidad de la genealogía, los machos adquieren el nombre de la madre.

En ese sentido, los cuatreños liados el pasado fin de semana pertenecientes a la ganadería de Daniel Ruiz, descienden de la vaca ‘Feminista’ y ‘Nigeriana’, ambas vacas adquiridas por el ganadero en el año 1986, por tanto, con una descendencia superior a 35 años y con más de cuatro generaciones, ajenas de contextos sociales y políticos.

Por tanto, consideramos fuera de lugar y muy desafortunada la polémica claramente intencionada durante estos días en los medios de comunicación y en las redes sociales que es fruto del desconocimiento sobre el ámbito ganadero y, también del mundo rural. Y exigimos una rectificación inmediata por parte de la Alcaldesa de la ciudad respecto a las manifestaciones realizadas sobre una actividad que es Patrimonio Cultural reconocida por RD 18/2013.

Por otra parte, se siguen produciendo numerosas reacciones al hecho dictatorial de la alcaldesa de Gijón cargándose de un plumazo la Tauromaquia en la localidad, destacando las habidas por parte de notables periodistas españoles emitidas en redes sociales, mientras se echa en falta la reacción inmediata que debería haber tenido la FTL (ente similar a la PROTOIRO existente en Portugal que también se caracteriza por sus reacciones tardías y poco efectivas ante los zarpazos que los antis propinan a la Tauromaquia).









El Juli y el empresario Zúñiga

Julián López «El Juli», que lidió y triunfó con la corrida de Daniel Ruiz el pasado domingo en Gijón, y que lidió a uno de los dos toros de nombre 'Nigeriano' que saltaron al ruedo, ha enviado a la alcaldesa Ana González un mensaje en redes exigiendo su rectificación: «El nombre de esos toros viene de hace 35 ó 40 años. Me da vergüenza tener que explicar esto a una alcaldesa. Simplemente, dejen en paz la tauromaquia. No la metan en tintes políticos e ideológicos. La tauromaquia es del pueblo. Un espectáculo legal. Del que quiera verlo. O disfrutarlo. O expresarse con él. Le pido rectifique por respeto a quienes damos la vida por esta preciosa afición que forma parte de nuestra cultura, nuestro país y nuestra historia».

Por su parte, el empresario de El Bibio desde hace 20 años, Carlos Zuñiga (Circuitos Taurinos), criticaba en un comunicado la pretensión de que el nombre de un toro «suponga denigrar a un ser humano», recordaba que El Juli de encumbró con un toro llamado 'Feligrés' y anunció a ELMUNDO acciones legales «si me coarta mi acceso a un contrato cuando aún no he solicitado la prórroga a la que tengo derecho».

Carlos Zúñiga, al frente de la empresa Circuitos Taurinos que dirige, ha redactado una carta, respecto a las declaraciones de la Alcaldesa de Gijón, Ana González, quién ha anunciado el día de hoy, que el gobierno local ha decidido poner fin a la Feria taurina de Begoña y no concederá la prórroga a la empresa Circuitos Taurinos.

 

"Con profunda tristeza e indignación por la falta de rigor y desconocimiento que en el día de hoy ha mostrado Doña Ana González, Alcaldesa del Excmo. Ayuntamiento de Gijón, me permito manifestar lo siguiente tras 20 años de gestión ininterrumpida al frente de nuestra querida Plaza de Toros de EL Bibio:


1.- Pretender que el nombre de un toro suponga denigrar a un ser humano es desconocer los valores de la tauromaquia y de nuestra raíces como Bien de

Interés Cultural Inmaterial.
Cuando un ganadero “bautiza” con un nombre a un becerro al nacer lo hace con la finalidad de ensalzarlo ya que el animal tiene como fin máximo y absoluto el indulto. Que vuelva a casa, a su paraíso, es algo con lo que cualquier ganadero sueña.

De este modo si un ganadero le pone por nombre a un toro una determinada ideología está manifestando que abraza esa ideología o al menos, que la respeta. Así y a modo de ejemplo Sra. Alcaldesa, el Maestro Julián López “El Juli”, una de las más importantes Figuras del Toreo de los últimos 20 años le puso a una de sus fincas el nombre del toro que le encumbro de nombre “Feligrés”.


2.- El nombre o denominación de cada res es un requisito imprescindible legalmente regulado por el Libro Genealógico de la Raza Bovina de Lidia y que rige por un reglamento que esta empresa tiene la obligación de cumplir sin posibilidad de cambiarlo o alterarlo. Como ha aclarado el reciente comunicado de la Unión de Criadores de Toros de Lidia el nombre de los toros procede del nombre de las vacas adquiridas por el ganadero en 1986 con los nombres de “Feminista” y “Nigeriano”. Por tanto, el nombre lo determina el ganadero legalmente amparado y nunca la empresa organizadora por lo que sus declaraciones carecen de fundamento.

Sra. Alcaldesa, cumplir los reglamentos nunca pueden tener efectos negativos para el cumplidor. Ninguna intervención, directa o indirecta, de esta empresa ha tenido que ver con el nombre de las reses que se lidiaron en esta Feria de Gijón, ni históricamente en ninguna de las anteriores.


3.- La prórroga de los contratos administrativos es discrecional. La discrecionalidad supone fundamentación pero en ningún caso capricho. Denegar una prórroga cuando ni siquiera ha sido solicitada, por el mero hecho de no ser de su agrado debido a “Feminista” y “Nigeriano” es totalmente arbitrario y por tanto contrario a nuestra Constitución, sobre todo si tenemos en cuenta que dicha nomenclatura viene certificada por un organismo totalmente legal.

La empresa concesionaria por disposición del reglamento y del mismo pliego de condiciones de este Contrato está obligada a exponer en la tablilla y para conocimiento del público en general los datos de las reses a lidiar. No cabe negativa a ello.


Sra. Alcaldesa, le pido encarecidamente una rectificación a tales declaraciones. Los toros son del pueblo y como ud. ha dicho hace apenas unas horas antes, el que quiera es libre de poder acudir a verlos año a año. Rectificar es de sabios."


Y también...

Pueden ver : 

Pulsando aquí > Artículo de Opinión de Carlos Ruiz Villasuso, en su tribuna de Mundotoro.com

Pueden leer declaraciones, pulsando aquí, de Victorino Martín que habla de llegar a los Tribunales si menester fuere...





















 

Artículo Anterior Artículo Siguiente