Cuaderno de campo (2) : entre finos, gambitas y muchísima afición, brindando por la Vida

Por Vítor Escudero.

En El Puerto de Santa María, agosto de 2021. Hay peregrinaciones de veraneo, casi…¡obligatorias!.
Con todo el ritual y la religiosidad profana!. El Puerto de Santa María es el Señorío, la Solera y mi “España Cañí”… sin rancio, antes moderna, por tradición. Se cumple, ¡con veneración y agrado!.
En ‘Romerijo’ hay que tapear y luego… ¡a los Toros!.
Con el fino fresquito y muchísima afición para brindar por la (¡buena!) Vida.

A la plaza -y más si es la de El Puerto- hay que llegar con tiempo, para deleitarse el aficionado con 
la llegada de las gentes, con el run-run de la expectación in crescendo, con el deseo general de una
gran tarde de Toros que... después puede resultar -como en este caso- un fiasco.

Plaza de Toros de El Puerto de Santa María (Cádiz). Lleno de ‘No Hay Billetes’, de acuerdo con el aforo permitido. Tercera corrida de la Temporada de Verano. Toros de Prieto de la Cal y Parladé
(5º bis), bien presentados, aunque de desrazado juego en general. Algunos acusaron un excesivo
puyazo en varas, aunque ningún toro destacó en el tercio de picadores.

• MORANTE DE LA PUEBLA, en solitario : ovación, silencio, silencio, pitos, silencio y silencio.
Antes del paseíllo, sonaron los acordes del Himno Nacional de España. Morante de la Puebla se vio obligado a saludar tras una impresionante ovación tras hacer el paseíllo.

La tarde avanzaba y aquello seguía sin tomar buen rumbo... El Puerto de Santa María, 2021, agosto : Morante, de ¡apaga y vámonos!

Tanta expectación para nada... Morante frente a 6 toros y... ni una oreja.
Los toros son como los melones…Gran expectación, mucha ilusión y... ¡casi ná!. Corrida aburrida de solemnidad... ¡Soñábamos con tanto! pero la realidad fue que ni una buena tanda, ni un pellizco
de Arte!. Al final, buen remate el nuestro con gambita blanca y mejillones…
¡Que bien se vive, cuando se vive bien!.

Alguacilillos con poco trabajo en una tarde sin premios

En El Puerto, el paseillo es así, una especie de caminar en ángulo de 90 grados. Una plaza tan bella
en donde no se cuidó este detalle que supone algo antiestético... pero así es.

Siempre lo he dicho : al menos una vez en la Vida hay que ir a El Puerto a ver allí una corrida
de toros en el ambiente inigualable de su "Real Plaza de Toros del Puerto de Santa María"… Esta
vez eran 6 de Prieto de la Cal para Morante de la Puebla, en solitario… ¿Corrida del siglo o gran petardo…?. Fue lo segundo, pero menos mal, teníamos el bar muy cerquita y bien surtido… Aún así, decepcionados, todos acabamos saliendo por la puerta pequeña. Y es que ya se sabe : "cartel de expectación : corrida de decepción"...



Artículo Anterior Artículo Siguiente