A RTP, as retransmissões tauromáquicas, o Secretário de Estado e o xarope de pago que o senhor recomenda

Un análisis de Eugenio Eiroa.

Sacar los Toros, las retransmisiones, de la Televisión... junto a prohibir el acceso a las plazas de toros de todo el que tenga menos de 18 años, son medidas que ya estuvieron en la hoja de ruta seguida en su día en Catalunya, por ejemplo... tendentes a dar primeros pasos para ir enterrando la Tauromaquia en la ignorancia, el desconocimiento... al tiempo que se le va barnizando como tema tabú y negativo para la Sociedad.

En Portugal, por fás o por nefás, el caso es que las retransmisiones de las corridas de toros han ido desapareciendo, primero de las televisiones privadas que tanto presumían de ellas años atrás : la SIC, la Tvi... Y finalmente, esa es la pura y dura realidad, también han desaparecido de la Televisión pública, la RTP que este año ni por un asomo ofrece una retransmisión, justo en el momento en que, con la crisis derivada de la Covid, televisar cuatro o cinco corridas como antaño hacían los de la RTP, sería una excelente ayuda para el sector y un buen servicios a los muchos aficionados y televidentes que -demostrado está- seguían esas emisiones registrándose cotas muy altas de audiencia.

Pero vivimos en tiempos de lo políticamente correcto, que es lo que impera por parte de algunos que, curiosamente, se dicen demócratas y defensores de la libertad. Y en estos tiempos, lo que impera es el imponer... el decir, ordenar por donde ha de ir la Sociedad (no dejando libremente a la Sociedad que decida, no nos engañemos), e ir imponiendo caminos poco a poco, hasta que el hecho esté consumado.

En el caso de la Televisión, no pregunte usted a nadie del Gobierno português si ellos han prohibido a la RTP retransmitir corridas de toros... Ni hablar del peluquín. Te van a decir que jamás se les ocurriría, que eso no es competencia de ellos, sino decisión libre del fulano que ejerce como jefe de programas, director de contenidos o maestro armero de la RTP... 

Pero no olvidemos que la RTP es pública... Y la gente de la calle sabe bien que sobre los organismos públicos o dependientes, no nos llamemos a engaño, quienes suelen toser o estornudar de vez en cuando, con o sin pañuelo por delante, son los gobernantes de servicio... Y a buen entendedor, pocas palabras bastan, luego los catarros llegan, pensarán muchos ciudadanos y no solamente los taurinos.

El caso es que ha vuelto al primer plano de la polémica actualidad el llamado "contrato de serviço público da RTP". A propósito del mismo, en unas declaraciones al semanário Expresso, Nuno Artur Silva, "Secretário de Estado do Cinema, Audiovisual e Media" dice que en el citado "contrato" solo se señala que “a RTP deve respeitar os direitos humanos e nós decidimos acrescentar o meio ambiente, a sustentabilidade ambiental e o bem-estar animal, o que me parece absolutamente consensual do ponto de vista do que é hoje a nossa sociedade”, não existindo “nenhuma posição sobre as touradas porque em última análise a quem cabe decidir se vai haver ou não este conteúdo são os directores de programas.”

Preguntando lo que había que preguntar, actuó para el Expresso el periodista Pedro Lima y, aunque con otras palabras, vino a plantear al Secretario de Estado si al respecto del mentado "bienestar animal" deberíamos de entender que la RTP debería contribuir alejándose de la gente de las touradas y eliminando las retransmisiones. El habilidoso Secretario de Estado mostró por dónde iba la historia diciendo del siguiente modo : se me pergunta se com um contrato de concessão onde isto está escrito há espaço para haver touradas eu diria que creio que não é compatível o facto de se defender o bem-estar animal e de haver transmissão das touradas nos canais públicos mas nós não estamos a tomar essa posição, essa é uma decisão da direcção de programas”. Blanco y en taza, ¿no?...

Eso sí, este buen hombre, el tal Nuno Artur Silva, aún echaría la pelota fuera, cuando explicó que el Gobierno português não está, nem poderia estar” en maniobra alguna para "acabar com a transmissão de corridas nos canais da RTP". O sea : un ¡a mi, que me registren si quieren que yo estoy límpio!

Ah, todavía el buen señor tuvo tiempo para dar una cucharadita del jarabe del consuelo, a los aficionados a las Corridas de Toros en Televisión, invitándolos a pasar por caja en una "SportTV" taurina por por ahí aparezca, como remedio para el futuro... Así hay que entender estas sus palabras : Um dos argumentos que é usado é o de que as touradas têm muita audiência. Se têm, então provavelmente os privados estarão interessados em transmiti-las. Se essa é a questão, com certeza o mercado funcionará. Se de facto a transmissão de touradas é um espectáculo que interessa às pessoas, com certeza haverá canais de televisão que pegarão nisso.”

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Imagen de una corrida televisada en directo por la RTP. Vemos en acción al cavaleiro Paulo Jorge Ferreira, mientras al fondo de la imagen, en la barrera, aparece un cameraman y a su izquierda, con cascos, António Lucio entrevistando a la cavaleira Ana Batista que acababa de actuar en el toro anterior. (Fotografía de Eugénio Eiroa)


Artículo Anterior Artículo Siguiente