Continúan las anulaciones de Ferias importantes. Bilbao y Pontevedra, out


Será otro año más sin Toros en Pontevedra. La decisión fue tomada por la empresa de los Hermanos Lozano y sucesores. Tras un último intento para cerciorarse de las limitaciones que el ordenamiento sanitario impone en estos momentos, los Lozano optarían por arrojar la toalla pues argumentan que con la imposición de solamente un máximo de 1.000 espectadores permitidos es imposible organizar una corrida de toros (este año se conformarían con una, el domingo de La Peregrina) sin perder dinero... La más que centenaria plaza de San Roque, en Pontevedra, seguirá así otro año más cerrada. Por segundo año consecutivo, la afición gallega se quedará sin los habituales festejos taurinos del mes de agosto.
Representantes de la Empresa Lozano mantuvieron una reunión en la Subdelegación del Gobierno para conocer las posibilidades legales de celebrar una corrida de toros el domingo 8 de agosto, único festejo al que aspiraba este año la organización. Pero ante las vigentes medidas de prevención como consecuencia de la evolución epidemiológica derivada de la covid-19 -, resulta imposible llevar a cabo la corrida de toros, con al menos mínimas garantías de no cosechar un decalabro económico.
Para los propietarios de la plaza resulta "inviable económicamente" la apertura de las taquillas y la organización de la corrida pese a que "estaba rematado un cartel de figuras para ese día".
La empresa anunció que lamenta tener que renunciar, por segundo año consecutivo, a ofrecer atractivas corridas de toros en la ciudad de Pontevedra, pero "la Pandemia, está claro, es la que manda".
La Feria de Pontevedra no se dará así en 2021, después de que hace muy pocos días, otra Feria aún más importante y grande, como la de Bilbao, también fuese anulada tras examinarse -lo mismo que en Pontevedra- las medidas sanitarias vigentes y llegar, también los organizadores de la Feria bilbaína a la conclusión de que económicamente no habría posibilidad de siquiera cubrir gastos con el reducido aforo permitido.

Coso de San Roque, Pontevedra


Artículo Anterior Artículo Siguiente